El Museo de Carondelet exhibe regalos que pertenecen al pueblo

Ciudadanos nacionales y extranjeros podrán visitar el museo de Carondelet de manera gratuita

Quito (Pichincha).-  Este lunes 15 de mayo, el presidente de la República, Rafael Correa, en un acto que contó con la presencia de la ministra Paola Pabón, entre otras autoridades, inauguró el Museo de Carondelet en el Palacio de Gobierno.

El museo cuenta con once salas en las que se realiza una exhibición histórica, que se suman a ciertos espacios del edificio que ya mostraban los regalos entregados al presidente Correa y a su esposa en estos 10 años de gestión.

Cristian Castillo: “El museo de Carondelet se configura como un espacio no solo desde donde se ejerce poder, sino como un espacio de diálogo con la ciudadanía”

A través de varios decretos, el presidente estableció el comportamiento ético que se debe tener con los regalos que reciben las autoridades. “Esta es la verdadera ética del poder: lo recibido como representante de un pueblo pertenece al pueblo”, expresó, y añadió: “este es un espacio para que los futuros gobiernos puedan dejar sus regalos en exhibición”.

En el año 2007 se abrió por primera vez las puertas del Palacio de Gobierno por orden del flamante presidente de la República, y desde ese año Carondelet ha sido el museo más concurrido del país con más de 1 millón de visitantes.

Durante el evento, Patricia Iturralde, en representación de la ciudadanía, expresó que ha sido una impresión grata la generosidad con la que el presidente Correa y su esposa se desprendieron de los obsequios recibidos.  “Usted es el mejor presidente que ha tenido el Ecuador y su rostro siempre expresa bondad, gracias señor presidente por esta década ganada y disfrute de un merecido descanso” dijo.

Cristian Castillo, secretario general de la Presidencia, manifestó que abrir las puertas del Palacio de Carondelet a la ciudadanía, es uno más de los varios elementos distintivos de este Gobierno.

Por su parte, el presidente Correa puntualizó que el espacio es para la ciudadanía.  “Entendamos que, al menos en tiempo de revolución, los últimos serán los primeros, y los primeros son los ciudadanos sencillos de nuestros pueblos, ellos son la máxima  autoridad. La democracia es para todos y así piensa también Lenín Moreno.”

Correa solicitó a los asambleístas electos presentes que se estudie que los decretos presidenciales Nro. 501 y 870 que regulan el destino de los regalos que reciban los funcionarios públicos en cumplimiento de sus funciones, sean elevados a rango de Ley, “para que este comportamiento ético sea obligación”.

“Me voy lleno de gratitud, alegría, la vida me ha dado mucho más de lo que he podido dar. Declaro inaugurado el museo de Carondelet”, finalizó. ME/SNGP